Niños “trans”: una moda que destruye vidas

¿UNA NIÑA TIENE LA MADUREZ PARA ELEGIR UN CAMBIO DE SEXO? ¿UN NIÑO SE PUEDE SENTIR INFELIZ POR TENER PENE?

Preguntas como estas saltan a la mesa cuando se trata de la reasignación de sexo en menores de edad, algo que parece insólito, pero que se está viendo con más frecuencia como si fuese una moda, y que parece haber llegado para quedarse.
John Money, psicólogo y sexólogo estadounidense, fue el que le dio paso a la ideología de género al experimentar con dos hermanos desde 1966 y que terminó con el suicidio de ambos al no superar las experiencias traumáticas vividas durante toda su infancia y adolescencia, solo porque el doctor Money concebía al sexo como una construcción social[1] y no como una irrefutable verdad biológica.

Actualmente y bajo esa misma premisa, en países del “primer mundo” los niños pueden solicitar a sus padres que se les someta a bloqueadores de la pubertad (cuyos efectos totales a largo plazo se desconocen) y mutilaciones de genitales irreversibles, como si eso fuera pedir un dulce en cualquier tienda.

En Australia, por ejemplo, el gremio de la medicina se encuentra realmente alarmado por el aumento progresivo de solicitudes para tratamientos hormonales experimentales que pueden ocasionar infertilidad, cáncer y otras enfermedades a futuro[2].

Todo ello aprovechando las dudas de los padres y otros problemas de tipo psicológico que reflejan los niños y que no son atendidos tales como: anorexia, autismo, traumas familiares y depresión.

De igual manera, en Londres hubo un aumento de 2496% en peticiones de cambio de sexo de niños y adolescentes. En el curso 2009/2010, fueron 97: 57 niños y 40 niñas; entre 2017/2018 fueron 2519 (45 de ellos, menores de 6 años): 713 niños y 1806 niñas. Estas cifras son alarmantes e investigadas por la doctora Lisa Littman, quien fue censura por su artículo sobre el síndrome de aparición repentina de la disforia de género (ROGD, por sus siglas en inglés) al  afirmar que hay una influencia del entorno (relaciones familiares, amigos transgénero y propaganda) para la aparición imprevista de la disforia de género[3].

América Latina no está exenta de ello, la moda avanzó esta última década. En Argentina, desde 2012 con la Ley de Identidad de Género, los niños pueden elegir su identidad de género y someterse a un cambio de sexo con el consentimiento de sus representantes legales o por medio de un procedimiento sumario ante un juez[4].

Trans solo para llamar la atención. 
Para los lobbies feministas una mujer no nace, se hace. Para los defensores de la ideología de género, no se nace niño o niña, sino que el sexo se puede ir construyendo o deconstruyendo a medida que crecemos, lo cual abre un abanico de posibilidades y confusiones que no podemos seguir permitiendo solo por el hecho de que se nos diga que así son “felices”.

Los niños pequeños no tienen la capacidad de tomar decisiones sobre la identidad sexual, al igual que no tienen la capacidad conducir. | Dr. Josephson, médico psiquiatra

En octubre 2017, los doctores Michelle Cretella, All Josephson y Paul Hruz especialistas en pediatría, psiquiatría y biología respectivamente, comentaron el caso de Andy, un niño de tres años que repentinamente comenzó a identificarse sexualmente como niña. Estos especialistas demostraron científicamente que el sexo viene determinaron por el ADN (algo que a mi parecer ya debería estar superado) y que la ideología de género es un fenómeno social-cultural-psicológico. Andy solo se sentía menos amado porque su hermana menor era más atendida al tener una discapacidad, por lo que llevo al niño a decir que era trans. La doctora Cretella afirmó que en un año de terapia psicológica, el niño ya no tenía esta necesidad de ser niña[5].

Si la doctora Cretella fuera parte de los defensores de la ideología de género, este niño hubiera sido hormonado y mutilado, sintiéndose igual de celoso por su hermana. El problema no se hubiera resuelto y Andy sería todavía infeliz.

Veamos otro caso aún más grave expuesto por National Geografic en su reportaje Niño o niña, hombre o mujer, ¿es hora de redefinir el género? [6]:

Hace cuatro años, mientras verían una entrevista por televisión a una chica transgénero, Corey Maison (en la cama elástica) y su madre Erika (sentada) se dieron cuenta de que ellas también eran transgénero. Corey, hoy de 14 años de edad, empezó la transición de chico a chica poco después, pero Erika decidió mantenerlo en secreto mientras se dedicaba al cuidado de Corey y de su otra hija. Hoy Erika está transformándose en Eric, una opción inconcebible para ella hace una generación. «El paso más importante fue comunicárselo a mi marido. No lo hubiera hecho sin su apoyo».

Casos como estos son la panacea de los que celebran la aceptación o reconocimiento de derechos. No obstante, la ideología de género está lejos de ser buena, pues es una estrategia de élites de poder para destruir a la familia, tal como lo dice en una entrevista la socióloga alemana Gabriele Kuby autora del libro La revolución sexual global:

“El objetivo es la superación de la ‘heterosexualidad forzada’ y la creación de un hombre nuevo, que se permita la libertad de elegir y disfrutar su identidad sexual, con independencia de su sexo biológico…Esto destruye las bases de la familia, entregando al déspota de turno a la persona que ya no es capaz de reconocer si es hombre o mujer”[7].

Convierten niños en trans para abusar de ellos, algunos no sobreviven. La ideología de género puede causar la muerte de niños inocentes, tal como el caso de Rhuan Maycon, un niño brasilero asesinado por su madre y su pareja lesbiana. Un año antes de su asesinato, al niño se le cortó el pene para simular una vulva mediante un procedimiento casero que ambas mujeres le practicaron con la guía de un video en Internet. Después de su rechazo inminente a la operación, Rhuan fue sumergido en el más atroz cautiverio para ser torturado a diario hasta que a sus 9 años, sin piedad alguna, fue apuñalado la noche del 1 de junio de 2019, mientras dormía. Más aquí
Por otro lado, desde que en 1990 la Organización Mundial de la Salud (OMS) sacó de su lista de enfermedades mentales a la homosexualidad, poco a poco lo que llamábamos anormal se normalizó. Luego, en 2018, la transexualidad fue sacada de los trastornos psicológicos para hacerse parte de nuestras vidas y someternos a la nueva tiranía cultural. Lo primero, produjo aceptación progresiva de diversas formas de comportamiento sexual que pasaron de lo privado a la inmoralidad de lo público, una marea de privilegios pagados con dinero de contribuyentes y castigo para aquellos que no estaban de acuerdo de tal cosa.

Con lo segundo, aún no vemos las consecuencias completamente, pero más o menos les aclaro el terreno con lo siguiente: Drag Queen Kids.

Desmond Napoles (nacido en 2007). Este niño drag en 2018 hizo un acto donde imitaba a Gwen Stefani en un centro nocturno gay recibiendo billetes como incentivo. Se muestra siempre con una somnolencia extraña, tal como si estuviera drogado. Su madre afirma que tiene Asperger.

Queen Lactatia. Nombre real: Nemis Quinn (nacido en 2009). Niño drag que en una entrevista a los 8 años declaró: «Si quieres ser Drag Queen y no les gustas a tus padres, tú necesitas unos nuevos padres. Si quieres ser Drag Queen y no les gustas a tus amigos, tú necesitas unos nuevos amigos.»

Todos estos niños Drag Queen son sumergidos al mundo de la homosexualidad, sufren abusos por parte de adultos (padres o conocidos), drogas y alcohol. Por lo general, poseen mayores posibilidades de cometer suicidio que sus pares heterosexuales[8] y los problemas que mencioné al inicio de este artículo (traumas familiares, anorexia, autismo, depresión), no son resueltos con ninguna de las experiencias ajenas a su verdadera niñez.
¿Quién no ve una patología mental en estos casos? ¿Quién no estaría de acuerdo en que la ideología de género está hoy día para legalizar el abuso sexual infantil?

Si aún no se convence, pues esta imagen de shows desarrollados por Drag Queen adultos[9] para hablar con niños y meterles en la cabeza el género fluido, le dará un poco más de contexto:

Estoy sudando como un pedófilo en Mothercare, hace mucho calor aquí | Drag Queen Robert Clothier, Detenido por pedófilo.

¿Por qué los niños trans son una moda? Los que profundizamos en estos temas alertando sobre su maldad e incidencia de la ideología de genero dentro las mentes de la sociedad, sabemos que la familia es el objetivo y coincidimos en que este fenómeno del cambio de sexo se ha convertido en una moda atroz introducida a través de cuatro elementos: los medios de comunicación, la educación, el lenguaje y la ley. Así lo explica de manera formidable el Dr. César Vidal en esta conferencia:

Estamos bajo el asedio constante de factores externos que ponen en riesgo la salud mental de nuestros seres amados y más vulnerables. Hace unas décadas, un niño ante un divorcio podía hacer pataletas, mas no era común que pidiera cambio de sexo por causa del estrés de la experiencia de separación. Los no optimistas decimos que las exigencias de la ideología de género continuarán llegando y con más violencia, al punto de que la heterosexualidad y la familia nuclear será perseguida, mal vista o castigada.
Si le parece exagerado, recuerde que hace unas décadas el homosexualismo era privado, hoy prácticamente nos lo meten hasta en la sopa.

Notas:

[1] ACIPrensa. (2017). Esta es la historia que los ideólogos de género no quieren que sepas. Disponible: https://www.aciprensa.com/noticias/esta-es-la-historia-que-los-ideologos-de-genero-no-quieren-que-sepas-23540[2] Religión en Libertad. Cientos de médicos se movilizan contra los tratamientos a «menores trans»: «Un escándalo histórico». Disponible: https://www.religionenlibertad.com/polemicas/844312082/Cientos-de-medicos-se-movilizan-contra-los-tratamientos-a-menores-trans-Un-escandalo-historico.html[3] Religión en Libertad. (2018). Londres estudia el aumento de un 2496% en peticiones de cambio de sexo de niños y adolescentes. Disponible: https://www.religionenlibertad.com/polemicas/368757189/Londres-estudia-el-aumento-de-un-26-en-peticiones-de-cambio-de-sexo-de-ninos-y-adolescentes.html[4] El Comercio. (2014). Niño transexual de 10 años cambió de género sin ir a juicio. Disponible: https://elcomercio.pe/mundo/latinoamerica/nino-transexual-10-anos-cambio-genero-juicio-294399-noticia/[5] Fuentes, A. (2017). Andy, el niño que quería ser niña para llamar la atención de sus padres y otros argumentos anti-LGTB. Disponible: https://www.actuall.com/familia/andy-el-nino-que-queria-ser-nina-para-llamar-la-atencion-de-sus-padres-y-otros-argumentos-anti-lgtbl/[6] Marantz, R. (2019). Niño o niña, hombre o mujer, ¿es hora de redefinir el género?. Disponible en: https://www.nationalgeographic.com.es/mundo-ng/grandes-reportajes/nino-nina-hombre-mujer-es-hora-redefinir-genero_11188/14[7] Pastores y líderes. (2015). Socióloga Alemana: «La Teoría De Género Busca Destruir A La Familia». Disponible en:https://pastoreslideres.blogspot.com/2015/02/sociologa-alemana-la-teoria-de-genero.html?m=1&fbclid=IwAR0zlWhjRpn4GpxpfzPoABMwbt2hFQTnYOjKZHg8ITrIoZsfnsZqmJ7-qY4[8] De acuerdo con un estudio de pediatras de la Asociación Médica Americana (JAMA, por sus siglas en inglés) para el 2018, se hizo una revisión sistemática y metaanálisis de casi 2.5 millones de adolescentes y se descubrió que los jóvenes de minorías sexuales tienen un mayor riesgo de conductas que amenazan la vida en comparación con sus pares heterosexuales. Los jóvenes transgénero fueron los más afectados, seguidos por los adolescentes bisexuales y homosexuales. Más: https://jamanetwork.com/journals/jamapediatrics/article-abstract/2704490[9]https://web.archive.org/web/20190617105602/https://www.dragqueenstoryhour.org/

Por | Yorbis Esparragoza

Comparte

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *